26 de marzo de 2013

Presidencias de J.J. de Urquiza, B. Mitre y D. Sarmiento

Justo José de Urquiza (1854-1860). Federal, librecambista, impulsor de la ciencia y el conocimiento, de la inmigración y de la incorporación de estas tierras al mercado mundial. Este es Urquiza el hombre que lucho durante gran parte de su vida por la Organización Nacional. Amado y odiado por propios y ajenos con tal intensidad que le costo la vida.




Bartolomé Mitre (1862-1868). Amado en Buenos Aires como un sabio patriarca, odiado en el interior por haber impuesto el liberalismo político y económico sin ahorrar sangre de federales. Con él se inicia la serie de presidentes que avanzan a pasos decididos en la construcción del Estado Nacional como herramienta de control, pero al mismo tiempo de transformación de la realidad económica, política y social de la Argentina.




En Sarmiento todo es desmesura. Lucha toda su vida contra propios y ajenos, solo o acompañado, guiado por tres grandes motivaciones: la lucha por la libertad, entendida como el triunfo del liberalismo, y la lucha por el poder y la educación, que considera los dos medios para lograr ese triunfo. En él y con él no hay medias tintas. Su paso por nuestra historia deja una estela de amores y odios que se proyectan hasta el día de hoy. Pero nadie puede negar que es un actor principal de la transformación que ocurre en nuestro país desde mediados del siglo XIX y que produce una Argentina capitalista y moderna.


1 comentario:

Julián Cámera dijo...

Interesante, el video de Domingo Faustino Sarmiento.

De hecho, la historia personal de "Mingo" predice cómo será, luego, su trayectoria en la política y la educación.

Gracias por la información.